English | Español

Acetaminofén

El acetaminofén (o paracetamol) es un analgésico interno disponible a manera de medicamento de venta libre que alivia temporalmente las molestias y dolores menores, y reduce la fiebre. El acetaminofén también está disponible como medicamento recetado en combinación con otros ingredientes, y es posible que se indique como “APAP”, sus siglas en inglés, en algunos medicamentos de venta con receta. En la etiqueta de información de fármacos de venta libre nunca se abrevia y siempre está indicado como acetaminofén o paracetamol.

El acetaminofén puede ser el único ingrediente en un analgésico oral o medicamento para la fiebre, o se puede encontrar en medicamentos que contienen más de un ingrediente activo para el tratamiento de la migraña. El acetaminofén también puede estar en medicamentos que no sólo alivian el dolor o reducen la fiebre, sino que tratan también síntomas adicionales, como el insomnio ocasional, los síntomas múltiples del resfrío común o síntomas relacionados con la menstruación. En el caso de las personas que no pueden tomar medicamentos orales, el acetaminofén también está disponible como supositorio rectal de ingrediente único.

El acetaminofén ha recibido la aprobación de la Dirección de Alimentos y Medicamentos (U.S. Food and Drug Administration o FDA) y es seguro y eficaz cuando se usa según las indicaciones de la etiqueta. Debido a que tantos medicamentos contienen acetaminofén, es importante revisar la etiqueta para determinar cuáles medicamentos contienen acetaminofén y nunca tomar más de la dosis diaria máxima mencionada en la etiqueta. Nunca debe tomar simultáneamente más de un medicamento que contiene acetaminofén ni usarlo por un período más prolongado de lo que recomienda la etiqueta. Tomar demasiado acetaminofén puede causar una sobredosis que dañe el hígado.

*Lea detenidamente la etiqueta de información del fármaco de venta libre para obtener información sobre el ingrediente activo en productos específicos.

Consejos Por Medicamentos que Contengan Acetaminofén

Cuando tome medicamentos que contengan acetaminofén, es importante saber que:

  • Se puede causar daño severo al hígado si se toma más de la dosis máxima diaria para adultos en 24 horas, o si toma tres o más bebidas alcohólicas todos los días mientras tome el medicamento.
  • No lo tome con otros medicamentos que contengan acetaminofén, ya sean de venta libre o con receta.
  • Debe leer y seguir detenidamente las instrucciones de la etiqueta.
  • Tomar el medicamento en cantidades mayores o durante más tiempo de lo que indica la etiqueta puede poner en peligro su salud.
  • Averigüe sobre el debido uso de medicamentos que contienen acetaminofén por medio de la campaña Know Your Dose.

No lo tome si:

  • Actualmente está tomando cualquier otro medicamento que contenga acetaminofén, ya sea de venta libre o con receta. Es posible que se indique el acetaminofén como APAP en las etiquetas de medicamentos recetados, pero se trata del mismo ingrediente activo. Tomar demasiado acetaminofén puede resultar en una sobredosis que puede causar daño al hígado.
  • Es alérgico al acetaminofén.
  • Los sellos, mecanismos de cierre y el plástico que ponen en evidencia las alteraciones en el paquete no están claros o parecen estar rotos.

Pregúntele a un profesional de la salud antes de tomarlo si:

  • Actualmente está tomando otro medicamento que contenga un ingrediente activo que funcione como analgésico interno (aspirina, salicilato magnésico, naproxeno sódico, ibuprofeno o ketoprofeno).
  • Tiene enfermedades del hígado.
  • Está tomando el medicamento anticoagulante warfarina.
  • Toma tres o más bebidas alcohólicas al día.
  • Está embarazada o amamantando.

Deje de tomarlo y consulte con un médico si:

  • La fiebre le empeora o dura más de tres días o si el dolor aumenta o dura más de 10 días.
  • Se presentan síntomas nuevos, enrojecimiento o hinchazón.
  • Lo toma en exceso. Llame de inmediato a su médico o a la línea nacional de ayuda contra el envenenamiento al 800.222.1222.

Si tiene alguna duda sobre los medicamentos que está tomando o si sufre algún efecto secundario inesperado, consulte a un profesional de la salud. Mantenga todos los medicamentos fuera del alcance de los niños.

Consejos Para los Padres

  • Los medicamentos que contienen paracetamol están disponibles en dosis de diferentes potencias. No le dé un medicamento de venta libre que contenga paracetamol a un niño si está indicado para adultos, ya que esto podría contener más de la dosis recomendada y causar daño al hígado.
  • Lea las instrucciones sobre la dosis indicada para niños en la etiqueta. Comuníquese con un profesional de la salud según se indique.
  • En el caso de medicamentos líquidos, use solamente el dispositivo de dosificación incluido con el medicamento.
  • Hable con un médico antes de darle paracetamol a un niño con enfermedades del hígado.
  • Su hijo puede sufrir daño severo al hígado si toma más de la dosis máxima diaria en 24 horas o si toma paracetamol con otros medicamentos que contengan paracetamol.
  • Si su hijo tiene un severo dolor de garganta que dura más de dos días, está acompañado por fiebre alta, dolor de cabeza, náuseas o vómitos, comuníquese con un profesional de la salud de inmediato.
  • Preste atención a la concentración (o potencia) de paracetamol líquido para niños si planea dárselo a su hijo y asegúrese de darle la dosis correcta para su edad. Los medicamentos líquidos para niños con paracetamol como ingrediente único actualmente vienen en más de una concentración: una concentración de niños de 160 mg / 5 mL para niños de 2 a 12 años de edad y una concentración de bebés de 80 mg / 0.8-1.0 mL para niños de 3 años o menores. Esto comenzará a cambiar a mediados del 2011 para que todo el paracetamol líquido de ingrediente único para niños menores de 12 años tenga una sola concentración: 160 mg / 5 mL para el 2012. Habrá un lapso de tiempo en el que ambas concentraciones líquidas estarán disponibles en los anaqueles de las tiendas o en los botiquines caseros. Por lo tanto, es muy importante prestarle particular atención a la concentración del medicamento, especialmente cuando un proveedor de servicios de salud le dé instrucciones sobre la dosis. Los padres y encargados del cuidado de niños deben hacerle cualquier pregunta que tengan a los profesionales de atención de salud.

Noticias Relacionadas

Site provided by CHPA Educational Foundation ®

CHPA Educational Foundation ® 2010